fbpx
23 mayo, 2024

Rosario: Militares como policías y narcos como terroristas

militares como policias y narcos terroristas CIA
Ministerio de Defensa
Las autoridades hablan de “narcoterrorismo” y se promete reformar las leyes que separan la seguridad interior de la defensa para emplear militares en el combate al narcotráfico. ¿Qué está pasando en Rosario?

En las últimas semanas cuatro trabajadores sin vinculación con estructuras criminales fueron asesinados en Rosario con la intención de transmitir un mensaje al gobierno provincial. En respuesta el gobierno nacional mandó militares y anticipan un proyecto para involucrar las FFAA en el combate directo a los narcos, que ahora nos presentan como “terroristas”.

La sucesión de hechos es así: el 2 de marzo desconocidos balearon un colectivo que transportaba guardiacárceles. A partir de ahí, se desataron requisas infernales a cargo del Servicio Penitenciario, pero incluyeron torturas muy violentas a los presos de alto perfil: submarino seco, submarino ruso, picanas y abusos de todo tipo. El Servicio Público Provincial de la Defensa Penal presentó un recurso de habeas corpus en respuesta.

La gota que rebalsó el vaso fue la foto a lo Bukele que subieron a redes sociales el ministro de seguridad de Santa Fe, Pablo Cococcioni, y el gobernador Maximiliano Pullaro. El texto que acompañó la publicación del 5 de marzo decía: “Cada vez la van a pasar peor”.

Rosario militares como policias y narcos terroristas

Los cuatro asesinatos trágicos fueron 5 días más tarde. La respuesta del gobierno nacional y provincial fue decir que las bandas ahora ejercen el “narcoterrorismo”.  A la par, autoridades nacionales anunciaron su idea de utilizar a las FFAA en el combate contra el narcotráfico. Por ahora, con un rol logístico, pero con el anuncio de reformas para involucrarlas directamente en el combate. Vayamos de a poco.

¿Hay narcoterrorismo en Rosario?

La idea de la amenaza narcoterrorista no es nueva, sino más bien la continuidad de una agenda de EE.UU que comenzó con el ocaso de la doctrina de seguridad nacional y su señalamiento al enemigo interno comunista que se fue disipando entre 1980 y 1990. Al mismo tiempo y en toda la región los problemas criminales y la seguridad ciudadana se convirtieron en temas centrales de la agenda política. Este proceso hizo que muchos países involucren a las Fuerzas Armadas para “combatir la criminalidad”

En este contexto, como explica el informe La guerra interna del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS): “algunas agencias gubernamentales de los Estados Unidos —entre ellos el Comando Sur de las Fuerzas Armadas— y lobistas de las Fuerzas Armadas de la región elaboraron y difundieron la doctrina de las “nuevas amenazas”.

Quienes intentan imponer la idea de que no hay grandes diferencias entre la seguridad interna y la defensa nacional utilizan a las “nuevas amenazas” como argumento central. En este sentido, dicen en La guerra interna, esta postura implica una continuidad con la doctrina de seguridad nacional.

Argentina fue y sigue siendo una referencia en el control civil democrático a las FFAA si comparamos con el resto de la región latinoamericana. Sostener la división estricta entre seguridad y defensa se logró aún con presiones externas. “Las presiones norteamericanas para romper este pacto democrático, mediante la instalación de la doctrina de las nuevas amenazas, han sido muy intensas”, dice el criminólogo Enrique Font.

Con este marco en la problemática que atraviesa Rosario, igual vale preguntarnos: ¿Es narcoterrorismo lo que hay en Rosario? Se lo consultamos a Rut Diamint, investigadora de temas de Defensa, y nos respondió inmediatamente que no. También nos habló de la ausencia de un proyecto político de parte de las bandas rosarinas: “desde mi visión hay bandas criminales, hay problemas de narcotráfico, pero no es terrorismo. No tienen la intención de tomar el gobierno, no hay una vocación de tomar el poder”.

El abogado y docente de criminología, Enrique Font, coincide, en Rosario no hay terrorismo: “Creo que no se ajusta a la realidad. Estamos en Rosario, seguimos hablando de organizaciones locales muy rústicas, clanes familiares”. Además señala que darles este estatus de terrorismo “les sube el cartel” y puede amplificar la violencia.

Incluso si fuese real, para el criminólogo es un error decirles terroristas: “lo último que convendría es anunciarlo públicamente, porque le suben el precio a las organizaciones”. Según explica, si bien estas bandas hacen “un uso muy expresivo de la violencia, eso no las convierte en terroristas”.

Si bien estas bandas hacen “un uso muy expresivo de la violencia, eso no las convierte en terroristas”, dice Enroque Font.

Militares como policías

El ministro de defensa Luis Petri y la ministra de seguridad Patricia Bullrich anunciaron que enviarán un paquete de reformas al Congreso para modificar las leyes —de Defensa Nacional, de Seguridad Interior y de Inteligencia— que impiden la participación de las FFAA en el combate al narcotráfico.

El Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) viajó a la 67° reunión de la Comisión de Estupefacientes de la ONU, para exponer su posición sobre Rosario. Victoria Darraidou, la Coordinadora del equipo de “Seguridad democrática y violencia institucional”, fue nuestra informante en la reunión. “Marcamos con mucha preocupación las medidas implementadas por el gobierno actual que hablan de involucrar a las Fuerzas Armadas en distintas acciones vinculadas al comercio de drogas“, nos dijo.

rosario militares como policias y narcos terroristas
(Ministerio de Defensa de Argentina)

En la reunión de la ONU el CELS también señaló los ejemplos latinoamericanos de la ineficacia de las políticas de militarización en la disminución de la violencia letal. Además, Darraidou subrayó: “Las Fuerzas Armadas no están entrenadas para afrontar el mercado ilegal de drogas, están capacitadas para intervenir sobre un enemigo, que es algo bien distinto”.

En un contexto donde el 82% de lxs habitantes apoya la participación militar en el combate al narcotráfico veremos, entonces, qué tan duro es el hueso democrático de la Argentina que este gobierno intenta roer.

Visitas sugerentes

En las semanas previas y posteriores a los asesinatos en Rosario, recibimos visitas de algunas de las máximas autoridades de Estados Unidos. El 23 de febrero recibimos a Antony Blinken, el Secretario de Estado, que pasó a saludarnos desde el balcón de la Casa Rosada. Milei le confirmó su decisión política de compartir la agenda global de Estados Unidos.

militarez como policías y narcos como terroristas
De izquierda a derecha: Antony Blinken, Javier Milei y Nicolás Posse.

Hace un poco más de una semana recibimos a William J. Burns, titular de la Central de Inteligencia de Estados Unidos. Hace 14 años que no venía el titular del organismo a la Argentina. El funcionario se reunió con el Jefe de Gabinete, Nicolás Posse, con el interventor de la AFI, Silvestre Sivori, y con la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich.

Según la comunicación oficial, en el encuentro se habló de avanzar en una agenda de trabajo en común en materia de inteligencia y de lucha contra el terrorismo. 

El escritor mexicano Oswaldo Zavala, autor de La guerra en las palabras, dice en este libro que la CIA no es cualquier organismo para EE.UU. Se trata de la agencia de espionaje permanente que trabaja para “avanzar los intereses estadounidenses en tiempos de paz”, y es “la institución encargada de dar forma y movilidad a la racionalidad de la doctrina de la “seguridad nacional”.

A la visita de Burns se sumará en los próximos días el arribo de la General del Comando Sur del Ejército Norteamericano, Laura Richardson. Por lo que se supo, se va a reunir con el ministro de Defensa, Luis Petri, y la plana completa del estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, liderada por el brigadier general Xavier Isaac. Y también tendrá una reunión con la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich.

militares como policias y narcos terroristas CIA
De izquierda a derecha: Marc Stanley, embajador de EEUU, Patricia Bullrich, William J. Burns y Nicolás Posse.

Junto con estas sugerentes visitas, apareció la noticia de la firma de un convenio para que el cuerpo de ingenieros del ejército estadounidense tenga presencia en la hidrovía que corre por el Río Paraná.  Con un rejunte de frases abstractas, la Administración General de Puertos (AGP) informó que se trata de la colaboración en el intercambio de información y gestión de la hidrovía.

En concreto, el pacto —que se mantiene oculto porque no fue publicado— permite la presencia de militares de Estados Unidos en la ruta fluvial más importante del país, por donde pasa el 80% de las exportaciones de Argentina, incluidas las drogas que llegan a Europa.

Establecer vínculos entre las visitas, la intención de emplear militares como policías y la presencia de militares estadounidenses en la principal vía de transporte de las exportaciones argentinas, se lo dejo a quien lea. El periodista de investigación y diputado provincial por Santa Fe, Carlos del Frade, opina que “la entrega de la planificación de la vía troncal del Paraná son las dos caras de la misma moneda en esto que significa la profundización del saqueo”.

0
0
CIA EEUU Fuerzas Armadas
0
0

Si llegaste hasta acá, nuestro contenido es útil para vos.

Para seguir informando a una sociedad que acompañe y no castigue necesitamos tu apoyo.

Suscribite con aportes mensuales

Plan THC

Plan LSD

Plan DMT

Doná con aportes únicos

Si llegaste hasta acá, nuestro contenido es útil para vos.

Para seguir informando a una sociedad que acompañe y no castigue necesitamos tu apoyo.

Suscribite

Aportes mensuales.

Plan THC

Plan LSD

Plan DMT

Doná

Aportes únicos.

Si llegaste hasta acá, nuestro contenido es útil para vos.

Para seguir informando a una sociedad que acompañe y no castigue necesitamos tu apoyo.

Suscribite con aportes mensuales

Plan THC

Plan LSD

Plan DMT

Doná con aportes únicos

Comentá el artículo

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*Mate se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, violentos, discriminadores o contrarios a las leyes de Argentina.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

¿El mate es una infusión de origen Jesuita o Guaraní?