fbpx
16 julio, 2024

Hongos Mágicos: entrevista a la cultivadora y tallerista Caro Rudelaris

Fotos de @cbarreravisual
Caro Rudelaris se define como habitante del territorio argentino. Hace cuatro años comenzó a cultivar hongos psilocibios (enteógenos) de la mano de un amigo mentor que le facilitó las esporas: un componente esencial que actualmente es lo más difícil de conseguir, razón por la cual hoy decide compartirlas. Lo cierto es que no hay mucha gente que cultive y la poca que lo hace, no suele difundir la información.

Una característica central de los psicodélicos es su capacidad para alterar nuestra conciencia, tanto sus contenidos, es decir los sentidos como la visión, el oído o el tacto, así como también algunas de sus propiedades más abstractas, es decir la percepción de individualidad, el flujo del pensamiento y la asociación de ideas. Todo este potencial desplegó una serie de sucesos históricos que atravesaron el uso y la investigación de los llamados hongos mágicos. A continuación intentaremos desarrollarla brevemente.

Fue el químico Albert Hoffman quien en 1958 consiguió sintetizar la psilocibina (componente psicoactivo de los psilocibios) por primera vez en un laboratorio. A partir de allí comenzaron a realizarse numerosas investigaciones que exploraron el potencial terapéutico de los hongos psilocibe cubensis para el tratamiento de consumos problemáticos, trastornos de ansiedad, depresión e incluso el miedo a la muerte en pacientes terminales. Durante la década de 1960, aparecieron más de 1,000 artículos científicos mientras investigadores de todo el mundo estudiaban el potencial de estos psicodélicos.

Repentinamente, llegando a fines de los sesenta, la investigación psicodélica más legítima se detuvo con la declaración oficial de la “guerra contra las drogas”. En 1970, cuando el presidente estadounidense Richard Nixon firmó la Ley de Sustancias Controladas, la mayoría de los psicodélicos cayeron en la Lista 1 de “sustancias dañinas sin potencial terapéutico alguno”.

Años más tarde, en 2009, el principal asesor de drogas de Gran Bretaña, David Nutt, se posicionó públicamente acerca de la injusta prohibición de las drogas psicodélicas. Sus afirmaciones publicadas ayudaron a reabrir los debates sobre el uso y abuso de los psicodélicos, tanto en los círculos científicos como políticos. En 2016, el Imperial College de Londres comenzó un ensayo clínico para aplicar psilocibina a 12 pacientes con depresión. Un año más tarde, Oakland, California, organizó una reunión que contó con la asistencia de más de 3,000 participantes. La Psychedelic Science 2017 reunió a investigadores y profesionales con diversos intereses en revivir los psicodélicos, desde cineastas hasta neurocientíficos, periodistas, psiquiatras, artistas, asesores políticos, comediantes, historiadores, antropólogos, curanderos y pacientes indígenas.

En el mismo año, un gigantesco informe desprendido de la Encuesta Mundial sobre Drogas encontró que la psilocibina era una de las drogas más seguras. Los últimos avances provienen del Condado de Denver, que este año decidió legalizar la posesión, el uso y el cultivo de los hongos alucinógenos por parte de personas de 21 años o más. En nuestro país, la psilocibina no fue incluida en el decreto que enumera las sustancias prohibidas hasta el 2016, es decir que durante muchos años, fue una sustancia legal.

Caro Rudelaris decidió apostar al futuro de los hongos y adoptó el activismo, el cultivo y el dictado de talleres como un estilo de vida. La invitan a darlos desde distintas partes del país. Contó que este mes viaja a La Pampa y después para Buenos Aires, Mar del Plata y Tucumán.

Durante su paso por Paraná, La Mate tuvo el gusto de compartir un faso y dialogar sobre su trayectoria y la perspectiva desde la que concibe el componente psicodélico de los hongos. Además profundizó en los talleres de cultivo que dicta desde hace un tiempo.

¿Cómo empezaste con toda esta movida de los hongos psilocibes?

En un principio, con frustraciones y fracasos en el cultivo, pero creo que todes atravesamos, en todo tipo de cultivo, una especie de aprendizaje fatal para volver otra vez a intentarlo con mayor fuerza. Los hongos, desde que empecé el consumo más consciente y el cultivo más conectada, me han cambiado la vida y la manera de ver la vida. Me han dado varias perspectivas y me llevan viajando por todos lados, por suerte, compartiendo.

¿Hace cuanto que empezaste a viajar así?

Desde noviembre del año pasado.

¿Fue una decisión? es como tu trabajo… 

Sí, es mi trabajo. Los talleres, compartir y viajar es lo que me está dando el sustento para vivir. Nunca me lo hubiera imaginado, ni en mis mejores sueños.

Una pregunta un poco baja-pasti: ¿Nunca has tenido ningún problema con el hecho de difundir los talleres y tener el instagram personal lleno de fotos de hongos?

Hasta ahora nunca tuve ningún problema (toca madera) igual ya vengo del activismo cannábico desde hace varios años y más o menos, une ya sabe cómo manejarse con ciertas cosas, más allá de que enseñar el cultivo de una sustancia prohibida esté penado por la ley de estupefacientes, yo no ofrezco cosas para vender en redes, entonces por ese lado me cuido y me permito más exponerme en el sentido de “Sí, re doy talleres…re tengo mis esporas y todo”, aunque compartir ya es algo ilegal y problemático con la ley.

“Creo que los hongos se van a legalizar antes que el cannabis”

¿Un policía sería capaz de reconocer una espora?

Na, ni se dan cuenta… podes decir cualquier cosa. Yo diría “Esto es un russula nosécuánto” y le pones cualquier nombre… le decis “sí, soy cultivadora de hongos, no toques porque si me lo abrís se va la toxina y te puede matar” (risas). Ya tengo re pensado qué decir. Inclusive a la gente les digo, pueden decir cualquier cosa porque pueden ser Gírgolas, Champiñones… pero nunca Cubensis, no Psilocibina, no Cucumelos, saquense eso de la mente un toque.

¿Como ha sido el camino desde que empezaste a cultivar hasta ahora que estás dando talleres?

El camino es de aprendizaje siempre, la verdad que nunca termino de aprender nada, todo el tiempo surgen cosas nuevas en el mundo sobre el uso de esta sustancia particular. También el boom de los talleres va acompañado de un interés, porque si no hay un interés tampoco hay receptividad del otro lado, por más de que les de el mejor taller del mundo. Si no hay recepción no habría grupos de 20 personas, que es bocha de gente, que quiera venir a los talleres y compartir la data que tienen. Porque tampoco es que hago público el flayer, es gente que se lo pasa y se va conectando, ya está conectada de alguna manera por otras sustancias o porque está buscando también. Une sabe con quien compartir o a quien le podría interesar este tipo de sustancias. Me la pasé aprendiendo un montón, consiguiendo esporas, repartiendo, conociendo bocha de cultivadores que por ahí andan medios colgados en la Argentina, pero saben un montón de hongos. En estos cuatro años las cosas cambiaron rotundamente. Ya hace un año que estoy dando talleres, me lo tomé tipo “voy a hacer un buen laburo”.

Imagino que tendrás que tener disponibilidad de tiempo para viajar y cultivar al mismo tiempo…

Esta bueno porque al ser tan cortos los tiempos, yo ya sé que si pongo una fructificadora en 15 días o 20 días tengo que volver. Los tiempos los tengo re medidos, por ejemplo yo sé que ahora vuelvo y cosecho. También hay gente que me ayuda y todo pero los micelios se pueden conservar y ya sabes que los tenes siempre hechos… los podés activar cuando vos queres, entonces me da una flexibilidad zarpada y también de tener hongos, compartir, tener esporas al toque. A mí me es más difícil cultivar cannabis. No puedo, porque no tengo tiempo.  

¿Cual es la dinámica de los talleres?

El taller va relacionado con el uso principalmente, cómo usar la sustancia, conocerla, cuáles son sus componentes, cuál es la morfología de los hongos y después de lleno al cultivo. Son un par de técnicas, hay más, pero estas me parecen las más fáciles para iniciarse en el cultivo. Después también estoy tratando de generar un grupo para un taller más avanzado, para hacer clonaciones.. pero es un trabajo más de luthier. Pero para arrancar el cultivo, la dinámica del taller para principiantes va re bien. Al principio solo hablaba de cultivo. Pero después me di cuenta de que a los talleres iba gente que ya consumía, el 60% seguro. Por eso también quiere cultivarlos, entonces dije “bueno hay que hablar de la sustancia, set and setting“, de lo que habla el mundo, la gente especializada en este tema… y lo más lógico es que nosotres como cultivadores también tengamos acceso a esa información. 

Gestión de efectos y riesgos del consumo de los hongos visionarios dice en la tapa del libro Psilocibes que trajiste, que resulta más interesante incluso que la reducción de daños y riesgos.

¡Claro! Gestión del viaje: es tener las herramientas para tener el viaje de la mejor manera que vos quieras. Lo que quieras, que sepas como llegar. Una de las cosas que más me impulsó a dar el taller fue la primera vez que consumi San Pedro, tenía todo pero no sabía cómo hacerlo, todes me decían distintas cosas, estuve buscando las dosis pero ni sabía cuántos gramos tenía que tomar y nadie me daba la información concreta. Di vueltas un año con ese San Pedro, hasta que un día dije “che lo muelo todo y nos juntamos a comerlo así… molido” Nos juntamos con unos amigos, los pesamos para ver cuanto había, para saber, y posteriormente hacer otro viaje. Consumimos dos gramos y fue un montón. No está bueno tener esa primera experiencia sin saber, o quizá sí, pero a mi no me gusta. A mi me cabe saber sobre la sustancia para probarla.

0
0
#ENTEÓGENOS #PSILOCIBINA Drogas Hongos
0
0

Si llegaste hasta acá, nuestro contenido es útil para vos.

Para seguir informando a una sociedad que acompañe y no castigue necesitamos tu apoyo.

Suscribite con aportes mensuales

Plan THC

Plan LSD

Plan DMT

Doná con aportes únicos

Si llegaste hasta acá, nuestro contenido es útil para vos.

Para seguir informando a una sociedad que acompañe y no castigue necesitamos tu apoyo.

Suscribite

Aportes mensuales.

Plan THC

Plan LSD

Plan DMT

Doná

Aportes únicos.

Si llegaste hasta acá, nuestro contenido es útil para vos.

Para seguir informando a una sociedad que acompañe y no castigue necesitamos tu apoyo.

Suscribite con aportes mensuales

Plan THC

Plan LSD

Plan DMT

Doná con aportes únicos

Comentá el artículo

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*Mate se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, violentos, discriminadores o contrarios a las leyes de Argentina.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

¿El mate es una infusión de origen Jesuita o Guaraní?