fbpx
loader image
13 abril, 2024
13 abril, 2024

Entrevista a Bimbo Godoy y Noelia Custodio

Sabíamos que conocerlas era “el sueño de las pibas”. De hecho ambas estaban en la lista de mujeres a las que siempre quisimos invitar a tomar una birra y fumar una flor. Son comediantes, feministas pro-aborto y fieles usuarias del cannabis. Sinceramente, no la caretean. Dan la batalla cultural utilizando el humor como arma: se posicionan en contra de los cánones de belleza hegemónica, la Iglesia Católica, la heteronorma, la derecha y el patriarcado. Actualmente trabajan en Futurock y forman parte del elenco de la nueva serie web “Tarde Baby”. Son una dupla divertida y polémica a la que es imposible callar. La semana pasada presentaron su gira Bimbo-Custodio en la ciudad de Paraná y alrededores. Entre lisos santafesinos y picada de rabas, La Mate obtuvo una entrevista exclusiva y muy distendida con las artistas.

Por Guillermina Ferraris y Valentina Aldecoa

¿Qué tipo de humor consideran que hacen?

Bimbo: No se si hay tipos de humor. Existe el humor bueno y el malo, en el sentido de gracioso o no gracioso. Después, de acuerdo a cada persona puede ser humor machista o feminista, o tener tendencia nazi, o lo que sea que a une le importe. . Nosotras nunca pensamos en hacer chistes sobre determinado tema. Coincide que hay cosas que nos interpelan, que están sucediendo y que tenemos en común con muchas personas. De hecho hay cuestiones dentro del feminismo que podríamos tocar porque mucha gente ya se cansó de ser la minoría de la que se ríen y quiere ver otra cosa. Y está bueno también porque no se la bancan, al final son re tibios. Vienen bardeando hace años y pueden seguir bardeando y nosotras no los podemos bardear. ¿Cómo es eso?

Noelia: Igual también es medio un bajón cuando te etiquetan de “show feminista”. Creo que en general la comedia no se encasilla, somos feministas que hacen humor, hay que naturalizarlo. No estamos buscando hacer chistes, me parece que eso sale naturalmente. No es que decimos “a ver, queremos hablar de aborto”, sólo tiene que ser gracioso. Hay gente que tiene que filtrarse porque piensa “ahora no nos podemos reir de nada”. En realidad sí se puede y ellos reciben una represalia que es re leve porque es bulliyng, son memes. Es gente bardeandolos, pero no es censura. Si yo replico un chiste es porque me estoy burlando. ¿A dónde se ve censura ahí? No estoy anulando, yo no soy twitter, no tengo el poder para hacerlo. Después te salen con la libertad de expresión, bueno está perfecto opinar, pero yo voy a burlarme hasta que se me cante el orto porque puedo. Y la otra persona también puede, me parece que pasa por ahí, pero bueno no se la bancan. Hace años que vienen haciendo chistes de mierda y los van a seguir haciendo. Y me parece bien porque yo amo a Corona (Jorge) y quiero seguir viéndolo en vivo. Lo que pasa es que nos movemos en microclimas, y eso hace que nos preguntemos ¿quién podría reírse algo tan homofóbico? En el teatro de revista la gente se sigue riendo de un heterosexual haciéndose el gay.

Teniendo en cuenta el público y el formato, ¿qué diferencias notan entre hacer humor en teatro y hacer humor en radio?

B: La radio es un diálogo con el público, pero no del todo. Hay una intuición de lo que están pensando y después lees los mensajes. Es mucho más fácil pifiarla o decir cosas que no son políticamente correctas o que a veces salen mal enunciadas, porque pueden estar sucediendo en ese mismo momento.Y el stand up también es un diálogo, aunque parezca un monólogo. Para el teatro hay un tiempo de preparación, tenés más filtros que en la radio, tenés tiempo para pensar lo que vas a decir y por eso algunas cosas no se pueden tolerar. Por más de que hay chistes y cosas que se improvisan y aunque a veces no tengamos un plan, nosotras sabemos con qué material nos subimos. En todo ese tiempo en el que escribiste, probaste y lo llevaste al escenario tuviste el tiempo para darte cuenta si estás ofendiendo a alguien.

N: Aparte ¿realmente querés ofender a un linyera? Ya tiene la vida para ofenderse, o bueno, ¿vamos a ofender a los putos? Qué original. Ofendé a los malos si tenés huevos, de los putos se ríe todo el mundo. Hay un ida y vuelta que te va diciendo “sí, por ahí va”, y también hay una no respuesta, que en realidad responde algo. Si la gente se queda callada significa una cosa y si habla entre sí significa otra, todo eso también es un diálogo. La radio es nueva para mí porque hace un año que estoy en Segurola y Habana. Hice producción, estudié locución año y medio pero nunca había hecho radio. Es un flash, porque yo estoy acostumbrada a la respuesta directa del público que se ríe o no se ríe. En la radio se ríe Fito, Julia, a veces los chicos del control. Pero sino a mi me cuesta mucho, yo soy muy “O NO?”. Todavía no me acostumbro a no recibir el feedback.

Cuéntenos un poco del show y la gira que hicieron ahora. ¿Qué temáticas más o menos engloba?

B: Siempre son cosas que aquí y ahora nos importan por algo. A mí porque me pasan: me separo y lo cuento, ahora encontré mis diarios íntimos y los leo. Pero con todo este yeite de que hablamos de feminismo en la tele y nos prestaron atención, se nos ubicó en un lugar de cierta referencia que no existe y no está bueno inflarlo porque tampoco es algo que necesita el feminismo. Los chistes son nuestro lugar, es lo que nosotras hacemos, porque así nos sale vivir desde hace muchos años, riéndonos para sobrevivir. Tiene más que ver con cosas que nos han causado gracia y las ponemos ahí.

N: Claro, yo hablo de porro porque estoy todo el día fumando porro y se me ocurren cosas sobre eso. Estamos rosqueando todo el tiempo la legalización del aborto, entonces ¿que se me va a ocurrir? Es nuestra manera de filtrar toda la caca también. Reírnos de los pro-vidas es una manera de no salir a asesinar. Asesino o me pudro por dentro. Antes que hacerme mal a mi o a alguien bueno, prefiero hacerle mal a los malos. El ataque es burlarse, y que lo agradezcan. Una vez que nos resulta gracioso a nosotras, salimos al escenario a defender eso. No nos fijamos en qué le hace reír a este pelotudo de mierda, porque ahí te pones a merced y la búsqueda es más honesta. La onda es “che esto me hizo reír, entonces lo voy a defender y te lo voy a vender”. Y te vas a reir de lo que a mí me causó gracia, mirá que me voy a poner a trabajar para vos.

¿Cómo fue producir los bloques humorísticos para Comedy Central? Teniendo en cuenta el alcance que tiene y también el formato audiovisual.

B: A mi no me copó. Es algo en lo que una quería estar, porque los especiales de todos los comediantes que vimos salían de ahí. Pero la verdad es complicado traducir el lenguaje teatral a algo audiovisual, para gente que elige ver y escuchar eso. De hecho, nos pasó con Comedy, que de repente lo empezaron a pasar por Telefé. Es otro público, ni siquiera es público de comedia de cable, demasiado tirado al zapping. Este año directamente no quise estar, lo hice tres veces y está bien pero no tengo ganas de poner mi material en algo donde hay tan poca decisión de elegirme. Es como demasiado amplio y yo no le hablo a todo el mundo. Les que me quieren escuchar no son todo el mundo y se que hay un montón de gente que no viene a verme. Además no te pagan las repeticiones y te repiten para siempre. Esas horas te las pagan un mínimo. O sea, no es lo más importante para un comediante, acá no lo ve tanta gente. Podrían tener en cuenta otras cosas.

N: A mí me copó porque pude meter el material más tirapiedra, el objetivo era ese. Tengo 12 minutos, bueno quiero hablar de Lanata, de aborto y después me lo cortaron todo obviamente. El productor es Scot que fue guionista de Lanata, persona a la que detesto profundamente. Y lógicamente no me llamaron más porque no pare de tirar piedras desde que llegue. Yo contra ellos no tenía nada hasta que me dí cuenta que habían diferencias de guita entre varones y mujeres INCREÍBLES. Encima te cortan, cero paridad, cero interés. Un Festival en donde todas las caras eran varones. Igual a mí no me llamaron eh, porque yo tiré piedra a lo loco o capaz no me llamaron porque bye. Pero es un placer gigante poder decir “che que bueno, no estoy en Comedy” cuando antes, en el primero sobre todo, yo tenía muchísimas ganas de estar. Mirá si les voy a regalar material a esos forros, porque aún si te pagaran la repetición, a ese material lo tienen para siempre.

Por las redes vemos que su grupo de amigues también es su grupo de trabajo, ¿eso tiene ventajas y desventajas?

N: Ese es mi sueño. Tenemos un grupo, bueno en VIOLONAS sobretodo y en FUTUROCK en el que yo no siento que nadie me quiere pisar, ni que nadie me quiere malalechear nada. No hay una envidia de a ver a quién se le rien más. Todo lo contrario, generalmente cuando alguien te manda un mensaje y te dice “ay vos fuiste la mejor” o “ay yo te voy a ver a vos”, a mi me da por las pelotas. Me parece muy de mal gusto ese tipo de planteos. Me chupa un huevo a quien viniste a ver, todos sabemos que viniste a ver a Malena aparte (risas). Ahora, después de siete años de trabajar con gente de mierda, tengo un grupo de laburo que es soñado. No lo quiero decir porque ya veo que me cae un rayo en el culo, pero si, yo laburo con mis amigas y mis amigos. Con Charo, con Martín, o sea con Martín no laburo pero somos vecinos de radio, con Malena también. Tarde Baby fue inolvidable, todas chicas en el rodaje.

B: Yo tengo 37 y trabajé con gente del horror, que era solo eso. Pero vas tomando decisiones y eligiendo mejor para llegar a un buen clima de trabajo. Es ideal porque de verdad existe, es lo que no sostiene también. Tenemos en común utopías y cosas que queremos hacer, pero sobretodo nos encanta lo que los demás hacen, todes somos fans de le otre. Nos sostenemos porque todos aprendemos de todos y eso es muy difícil de encontrar. No tiene que ver con el feminismo, ni con nada más que con un grupo de gente que vienen de laburar del teatro o de lugares donde la construcción siempre es colectiva. Vienen de lugares en donde la otra persona nunca es competencia sino que todes nos admiramos. Y sabemos que si el otro es bueno te potencias, le otre no tiene que ser malo para que vos te destaques. Más allá de genero o lo que sea, todes son personas muy generosas, siempre nos meten en cosas y nos tienen en cuenta. Además está buenísimo trabajar entre amigues porque te exige estar con gente buena. Con gente que te causa mucha gracia, te dan ganas de ser tu mejor versión de vos. Ya no sé trabajar con otra gente.

En sus redes siempre reivindican que no es posible desligar el humor de la política ¿Siempre fueron consciente de eso? De que de alguna forma militaban a través del humor

N: Para nada. Empecé a hacer stand up cuando tenía 23 y ni siquiera tenía una perspectiva de género demasiado clara. No decía que el feminismo era igual al machismo porque no llegaba ni a eso. Sí estaba a favor del aborto, no era homofóbica, no era nazi, entonces eso en un momento se conectó y dije “ah claro, soy feminista”. Pero no tuve una etapa de negar el feminismo porque no lo conocía directamente. Después me dí cuenta que todo el humor es político, y cuando se decide hacer un espectáculo sobre chistes de pedos mientras el país se prende fuego, se está eligiendo omitir eso y hablar de otra cosa, y eso es una decisión política. La risa es opinión carajo. Después es pensar en a quién quiero hacer reir.,Si hago dos horas de chistes de gordas ¿A quién quiero hacer reir? No se si en eso siempre se piensa, y es una irresponsabilidad que no se piense. Además, uno generalmente lo piensa cuando hay un privilegio que no tiene.

B: Si, desde que hago humor sí. No feminista, pero siempre fui consciente. Crecí en los 80 con mucho humor en televisión, que era un lugar de mucha opinión. Los críticos de la política para mí eran los humoristas: Sapag, Tato, Perciavalle. Después al margen están los que me formaron a nivel de lo que quería ser, fueron Juana Molina, Tortonese, Gasalla, y toda esa gente. Más allá de que el humor siempre es político, hablaba de actualidad. Siempre supe que era un lugar en el que una se mete con la realidad y el poder, el mejor lugar quizás porque no es necesario ser un académico. El humor habilita a que mucha gente pueda opinar y tomar posiciones con cosas que parecieran ser solo para académicos o especialistas. Te permite meterte en cualquier lugar y de eso siempre fui consciente. Después me fui armando y preguntándome, qué estaba diciendo si me reía de mi misma, si reproducía algo que en realidad no quería. Es decir, ¿me río de lo que piensan que es gracioso o me río de lo que me causa gracia? Es una situación de poder absoluto en la que te parás en silencio a que un montón de gente te escuche reírse de lo que te causa gracia.

Mientras Bimbo terminaba su contundente respuesta nos compartió un riquísimo budín de pan. Al finalizar la entrevista, pedimos la cuenta y una de nosotras se fue al baño con unos liyos extra large en el bolsillo. Había que enrolar un buen faso para celebrar todas juntas esta maravillosa secuencia. Lo fumamos en medio del Bv Pellegrini, uno de los lugares más caretas de Santa Fe, pero por suerte la yuta ni cuenta se dio. Nos despedimos, las pibas se subieron al auto y nosotras en pleno centro santafesino empezamos a gritar y saltar abrazadas. De esa entrevista/porroneada de la que todavía no caíamos, no nos ibamos a olvidar más.

0
0
#HUMOR #STANDUP
0
0

Si llegaste hasta acá, nuestro contenido es útil para vos.

Para seguir informando a una sociedad que acompañe y no castigue necesitamos tu apoyo.

Suscribite con aportes mensuales

Plan THC

Plan LSD

Plan DMT

Doná con aportes únicos

Si llegaste hasta acá, nuestro contenido es útil para vos.

Para seguir informando a una sociedad que acompañe y no castigue necesitamos tu apoyo.

Suscribite

Aportes mensuales.

Plan THC

Plan LSD

Plan DMT

Doná

Aportes únicos.

Si llegaste hasta acá, nuestro contenido es útil para vos.

Para seguir informando a una sociedad que acompañe y no castigue necesitamos tu apoyo.

Suscribite con aportes mensuales

Plan THC

Plan LSD

Plan DMT

Doná con aportes únicos

Comentá el artículo

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*Mate se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, violentos, discriminadores o contrarios a las leyes de Argentina.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

¿El mate es una infusión de origen Jesuita o Guaraní?