fbpx
loader image
13 abril, 2024
13 abril, 2024

“Nunca voy a olvidar el miedo de no poder contarle a nadie que había pasado por un aborto”

María Eugenia Suárez tiene 39 años, es artista plástica, formoseña y reside en la ciudad de Santa Fe desde 1997. El 11 de junio de 2018, dos días antes de que se votara la media sanción del proyecto por el aborto legal en el Congreso, decidió hacer público un hecho que evidenció la doble moral con la que se manejan la mayoría de les funcionaries antiderechos. El testimonio revela un factor que se repite entre les que garantizan el status quo de desigualdad en el que vivimos.  La mayoría lo vimos, se trata de un video en el que Mauge, como la llaman sus amigues, cuenta la violencia física, psicológica, verbal y sistemática que sufrió por parte de un diputado nacional. Mario Arce, perteneciente al Frente Amplio Formoseño Cambiemos, decidió sobre su cuerpo obligándola a abortar de manera clandestina. Veinte años después, el miedo cambió de lado, y la víctima se reveló. 

En una charla mañanera muy profunda, con un café con leche de por medio, Mauge nos contó lo ocurrido. Desde la Mate nos copó la idea de visibilizar su caso desde el detalle, con la marca de sus expresiones. Creemos que Arce se aprovechó de una asimetría de poder y de su banca en el Congreso para su beneficio, al comenzar su ponencia leyendo un escrito en el que decía haber sido víctima de calumnias e injurias. Arce tuvo la posibilidad de decir lo que quiso en cadena nacional. Nosotres tuvimos la suerte de escuchar de primera mano las particularidades del caso y queremos que todes se enteren. Sabemos que no hay pruebas de lo ocurrido, pero como medio de comunicación hemos tomado la decisión política de creerle a las mujeres. 

¿Cómo tomaste la decisión de hacer público tu testimonio?

La decisión fue bastante personal. mi intención de hacerlo público fue mutando en su desenvolvimiento. En una primera instancia tenía pensando hacer algo por escrito en mi perfil de Facebook, pero a medida que fui viendo toda la presión que el clero estaba ejerciendo a  los funcionarios del parlamento, decidí trasladarlo a mi organización y pensar cuál era la estrategia indicada. Pertenezco al Plenario de Trabajadoras del Partido Obrero y es allí donde nos pusimos a cranear para hacer algo que cause mucho impacto. Queríamos que se forme una red de contención o de difusión para que tenga una buena repercusión. Acordamos que iba a ser un video, que de hecho no fue nada fácil de filmar. Salir en un zócalo de una provincia del interior, como lo es Formosa, fue todo un tema, y lo cierto es que sin ese respaldo y la red, que se armó con absoluta seriedad y respeto hacia mi testimonio, nada hubiera funcionado. Mujeres de los diferentes partidos se comunicaron directamente conmigo. Nunca me obligaron a hacer nada, pero yo sabía que si quería hablar, me bancaban a muerte. La decisión de exponerme fue la más difícil, precisamente porque sabía que iba a haber una respuesta que no estaba preparada en absoluto para ver. Hasta ahora no he leído ningún comentario, ni correo de lectores, porque el nivel de violencia que hay actualmente respecto a este tema tan polémico, ha generado cualquier tipo de reacciones. Decidí no saber qué repercusión generó y realmente no dimensiono el efecto que tuvo en esos días.

¿Cómo llegaste a vincularte con Arce?

Fue hace un montón de tiempo, como 20 años. Él siempre fue una persona con un objetivo muy claro: hacer política. Siempre militó en la Juventud Radical de la UCR. En ese momento nos vinculaba el deseo de armar un centro de estudiantes formoseños que residan en la provincia de Santa Fe. Hacíamos un censo para saber cuántos éramos y organizábamos debates, charlas o actividades. La relación comenzó cuando yo tenía 17 años. Lo que ocurrió no es casual, yo venía de una realidad donde la violencia hacia la mujer es casi absoluta. Lo cierto es que todas mis amigas que aún viven en Formosa tienen problemas, son mujeres golpeadas. Los que antiguamente eran mis amigos varones, son golpeadores. Cada vez que voy termino muy angustiada de ver eso. Y es algo que se ve en todos los lugares, hasta el más recóndito de la argentina. Pero el hecho de venir de una provincia tan conservadora, de no haber tenido Educación Sexual Integral, no haber tenido ninguna experiencia para decidir cómo posicionarme, para mí fue definitivo. Por todo eso, una termina cayendo en las manos de tipos como Arce, que pueden hacer de vos lo que quieren. Precisamente, yo terminé en una situación de violencia que naturalice y pensé “ya va a pasar”. De hecho, esta denuncia me hizo recordar cosas que pensé en ese momento, que no podía creer y que mi cabeza las había anulado totalmente.

¿Cómo viviste el hecho de que Arce decida sobre tu cuerpo? ¿Qué recordás del día del aborto?

Yo quedé embarazada el mismo año en que me mudé a Santa Fe y conocí a Arce, entre septiembre y octubre de 1997. Yo no tomé la decisión, en ningún momento me preguntó qué opinaba, o qué quería hacer. En esa época un aborto salía entre 300 y 500 pesos. Esa plata era como si ahora fueran 20.000 pesos, osea un sueldo y medio. Yo vivía con mi hermana y mi prima, y nos manteníamos las tres con un sueldo de trabajador promedio. Él consiguió la plata y con quien hacerlo, un médico que era su compañero en la facultad. Es super conocido acá en la ciudad y en todos lados, porque la mayoría de las pibas que abortan en clínica privada, lo hacen con él. Quedaba en Santo Tomé, era la primera vez que iba a esa ciudad y realmente no tenía la certeza de si Arce se iba a quedar al lado mio por si me llegaba a pasar algo. Directamente no sabía que iba a pasar conmigo ni a dónde estaba yendo, recuerdo que iba memorizando el recorrido del colectivo por si tenia que bajarme y pedir ayuda. Fui con él pero solamente me llevó y me dejó ahí. Cuando terminó, el médico me pegó un bife para despertarme, porque era esa la manera… y me dice “raja ya, dale, andate ya”. Yo me vestí como pude y cuando salí del consultorio,  había cinco chicas más esperando. Imagínate, cinco chicas por 300 pesos cada una, era una fortuna. Y lo hace un tipo que tiene la figura de la virgen o un crucifijo en su escritorio, lo hacen en nombre de Dios. Nunca me voy a olvidar el miedo de no poder contarle a nadie que había pasado por un aborto, creo que eso es lo más terrible. Todos sospechan que vos abortaste pero no se te puede preguntar y vos tampoco podes hablarlo.

¿En ningún momento pensaste en tener a tu hije?

No, no podía pensar en ese momento. No podía tomar decisiones. Yo le tenía miedo a la persona que me embarazó. Ni siquiera me puse a pensar si quería tenerlo o qué quería hacer. Directamente vino al otro día y me dijo ya tengo la guita, te lo vas a hacer en tal lugar. Después una va viendo… no por nada una decide organizarse y estar en el lugar que está ahora, después de veinte años. Precisamente, yo entré a militar dentro del PO porque en ese momento era el único partido que tenía dentro de su programa político la consigna de legalizar el aborto, entonces pensé “yo quiero ir, porque quiero que esto se termine”. Es algo que te acompaña toda la vida y es algo que se tiene que cambiar. Yo salí viva, pero la verdad, no sé si tengo complicaciones con la maternidad, porque no puedo quedar embarazada.

¿Nunca más tuviste relación con Arce después del aborto ?

Seguimos un tiempo más, hasta el 98. Fueron dos años. Antes del aborto hubo violencia, después de eso yo dije bueno capaz que algo le pasaba, cambiaba, mejoraba y era exactamente lo mismo, o peor, mucho peor. Cuando queres alejarte de alguien así no sabes como hacer… realmente tenía mucha bronca y odio a la vez pero no sabía qué hacer. Lo mandaba a la mierda y después volvía, y volvía. Aparte tiene toda la apariencia de alguien muy bueno, entonces yo tenia que hacerme cargo del vago y de los familiares que venían y me decían “ay como vas a terminar con él”. Por suerte, terminó sus estudios acá y se fue a Formosa y ahí si, nunca más lo vi. Es más, acá todavía están los hermanos trabajando, todavía no me los he cruzado…

¿Hubo consecuencias legales después de que publicaras el video? Porque te podrian haber apretado…

No, lo único que hizo Arce fue sacar un comunicado en un diario de Formosa diciendo que me había mandado una carta documento, me la mando el mismo 13 a las 00 hs. Estaba en el recinto, todavía no había hablado y me mando eso diciendo que me tenía que retractar, que era absolutamente mentira que había existido un embarazo y menos un aborto. Asi que hablé con abogadas de acá, y del partido y me dijeron que no tenia ningun tipo de repercusión legal, si yo no contestaba. Yo no conteste nada y no paso nada, pero hablé con compañeras del PO formoseño y nadie salió en defensa de su testimonio, estaba recontra solo. Es más, mi hermana había ido a confesarse con un párroco de allá, y me contó que en un momento el tipo le dijo “Bueno pero hace unos días vino Arce a confesarse y yo te tengo que preguntar.. ¿es verdad lo que tu hermana dice?” Y mi hermana le tuvo que decir que sí obviamente, porque ya lo sabía. Estaba preocupada, no sabia que hacer porque estaba en un estado confesional con este párroco. El tipo preguntando eso ya tenía acceso directo a la información.  Claro, ahí no podían mentir y aún así se seguía preguntando…

¿Cómo lo tomaron los medios?

Todos los periodistas me preguntaban si había iniciado algún tipo de denuncia y yo no quería enfrentar ningún juicio. Fue hace más de 20 años… el tema acá era otro. La intención era visibilizar que todos estos partidos representan un interés del clero. Yo lo estoy señalando a este tipo para decirle que no puede hablar de eso porque no tiene nada que ver con lo que estamos reclamando y luchando hace mucho tiempo. Fue una manera de desautorizarlo públicamente y nada más. Quedó de manifiesto toda la hipocresía del ambiente de Arce, cuando nadie se comunicó ni lo defendió. Los periodistas que me hablaron no pusieron en duda mi testimonio, ni me trataron de mentirosa. Absolutamente todos me trataron con mucho respeto, porque aparte era la que estaba saliendo a dar la cara. Aceptaba todas las entrevistas, me hacía cargo de mi exposición.

La conversación se extendió un largo rato, hablar de cómo el feminismo nos empodera es un tema sin límites, al igual que los distintos tipos de opresiones que sufrimos. Lo lindo de hacer este tipo de entrevistas es la satisfacción que se siente al saber que más personas van a conocer la versión detallada de la historia y no sólo lo que los portales de noticias publicaron ese día.

0
0
#ABORTO #DEBATEABORTO
0
0

Si llegaste hasta acá, nuestro contenido es útil para vos.

Para seguir informando a una sociedad que acompañe y no castigue necesitamos tu apoyo.

Suscribite con aportes mensuales

Plan THC

Plan LSD

Plan DMT

Doná con aportes únicos

Si llegaste hasta acá, nuestro contenido es útil para vos.

Para seguir informando a una sociedad que acompañe y no castigue necesitamos tu apoyo.

Suscribite

Aportes mensuales.

Plan THC

Plan LSD

Plan DMT

Doná

Aportes únicos.

Si llegaste hasta acá, nuestro contenido es útil para vos.

Para seguir informando a una sociedad que acompañe y no castigue necesitamos tu apoyo.

Suscribite con aportes mensuales

Plan THC

Plan LSD

Plan DMT

Doná con aportes únicos

Comentá el artículo

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*Mate se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, violentos, discriminadores o contrarios a las leyes de Argentina.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

¿El mate es una infusión de origen Jesuita o Guaraní?