fbpx
23 mayo, 2024

Sangra Bolivia, duele en toda Latinoamérica

Ilustración de Guillermo Casañas

Los tiempos de lucha en América Latina dicen presente. Las venas de nuestra tierra siguen abiertas, aunque Galeano ya descansa en otros cielos. “Ellos tenían la Biblia y nosotros teníamos la tierra. Y nos dijeron: ‘Cierren los ojos y recen’, Y cuando abrimos los ojos, ellos tenían la tierra y nosotros teníamos la Biblia.”, dice la frase célebre del escritor uruguayo, que se refería a la conquista de Colón hace 500 años, pero que está más actual que nunca: Luis Fernando Camacho, el empresario santacruceño que lideró la estrategia del golpe de estado, ingresó al Palacio Quemado y dejó allí una carta de renuncia para Evo Morales, junto con una Biblia. Luego anunciaría que Dios volvía al poder. Más tarde, la autoproclamada presidenta Jeanine Áñez, ingresó al Congreso levantando un evangelio.

En toda América Latina hay un progreso notable de dos fenómenos de fundamentalismo religioso: los evangelistas y sectores del catolicismo que estaban apagados y el contexto volvió a encenderlos. En Brasil, el fenómeno del evangelismo se puede notar en la victoria del ultraderechista Bolsonaro: su ascenso a la presidencia no hubiera sido posible sin la alianza que estableció con ese sector. En Bolivia, las condiciones son diferentes. No hubo un Lula encarcelado, ni una Dilma destituida. Bastó un paso en falso del gobierno del Movimiento al Socialismo (MAS) —el informe de la OEA sobre el escrutinio dudoso—, para derrocar al gobierno de turno, militares mediante. Detrás del Golpe (que sin dudas llevaba tiempo preparándose, una interrupción de una democracia no se gesta en unas horas), encontramos un sector de la población blanca minoritaria, pero poseída de riquezas heredadas de la colonia y portadora de la religión que gestó el genocidio más grande que esta tierra ve perpetuarse, aún hoy, 500 años más tarde después de su inicio.

Latinoamérica es la tierra del encubrimiento, de la negación del otro. Hace 500 años cuando los europeos llegaron, negaron la existencia de las civilizaciones de esta tierra. Decidieron ocultar en sus relatos que acá vivían hombres y mujeres, de manera organizada, pero con una cosmovisión diferente. En los diarios que Colón escribió en sus viajes por América, expresa claramente cuál era su misión: llevar la palabra de Dios, más allá de Europa. Tal fue la negación, que hubo que borrar toda huella de alteridad a fuerza de sangre, cruz, biblia y esclavitud. Sólo  en las minas de Potosí, murieron ocho millones de indígenas en condición de esclavitud. En la actualidad, la historia es la misma, disfrazada de falsa democracia: lxs blancxs toman el poder y los medios masivos de comunicación encubren el golpe de Estado militar en Bolivia porque la conquista continúa. El objetivo de saqueo fue claro hace 500 años. El vaticano, la corona española y portuguesa acumularon las riquezas sustraídas de plata y oro. Se hicieron de un territorio que nunca logró curarse de la herida de la violencia de la “civilización”. Hoy, el plan para América Latina también es claro: sacar al indio antiimperialista del poder y volver a saquear la tierra.

Evo Morales Ayma fue el primer presidente indígena de un país que, antes de su mandato, a pesar de su mayoritaria población indígena, les pobladores autoctonxs de esa tierra eran esclavizades y humillades constantemente por la población blanca minoritaria. El ascenso al poder del Evo significó la recuperación de la dignidad en base a la propia identidad. Fue así que en su segundo mandato, se cambió la constitución y se creó un nuevo país: El Estado Plurinacional de Bolivia. En sus artículos se reconocen todas las naciones que habitan la tierra boliviana, sus lenguas, sus costumbres y su posibilidad de autodeterminación. Además Evo Morales les puso una whipala como insignia a cada uniforme policial, nacionalizó las petroleras, el gas y el litio. Sus políticas económicas redujeron la pobreza en cifras radicales: en 2005, según el Instituto Nacional de Estadísticas, Bolivia tenía un 59,6% de la población debajo de la línea de pobreza, similar a Haití. Mientras que en 2015, esa cifra se redujo a un 38,6%. Y entonces, así se comprende que desde los grandes centros de dominación, no quieran al Evo gobernando. El Evo no solo redujo la pobreza y mantuvo la economía casi sin inflación. Les dio una esperanza que hace 500 años solo se enunciaba en sueños: la posibilidad de ser libres otra vez, de venerar dioses ancestrales que fueron prohibidos por el conquistador y la dignidad de construir una vida en base a la propia  identidad y la propia cultura.

Entonces, desde sectores que dicen ser progresistas de derecha se habla de que el capitalismo es el modelo de organización social y económica que más libertades individuales ha otorgado a la humanidad, a lo largo de la historia de nuestra especie. Aun así, en América las libertades individuales solo son para los que defienden el capital, eso ya lo sabemos. O las escrituras sagradas de una religión exportada por Colón hace 500 años.

Desde la Revista Mate estamos convencides de que, como anunció Rita Segato hace un año, en América Latina está operando un plan para convertir a estas tierras en un medio oriente, con el fin de saquear los recursos que nunca le fueron devueltos a aquelles que habitan este continente desde sus orígenes. El capital junto al fundamentalismo religioso tienen en claro su objetivo, y no tienen miedo en caer en contradicciones con sus discursos democráticos y republicanistas. Las manos las tienen manchas de sangre hace mucho. ¿Nosotres vamos a dar pelea?

0
0
#ANTIFASCISMO #BOLIVIA #LATINOAMERICA #WIPHALA
0
0

Si llegaste hasta acá, nuestro contenido es útil para vos.

Para seguir informando a una sociedad que acompañe y no castigue necesitamos tu apoyo.

Suscribite con aportes mensuales

Plan THC

Plan LSD

Plan DMT

Doná con aportes únicos

Si llegaste hasta acá, nuestro contenido es útil para vos.

Para seguir informando a una sociedad que acompañe y no castigue necesitamos tu apoyo.

Suscribite

Aportes mensuales.

Plan THC

Plan LSD

Plan DMT

Doná

Aportes únicos.

Si llegaste hasta acá, nuestro contenido es útil para vos.

Para seguir informando a una sociedad que acompañe y no castigue necesitamos tu apoyo.

Suscribite con aportes mensuales

Plan THC

Plan LSD

Plan DMT

Doná con aportes únicos

Comentá el artículo

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*Mate se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, violentos, discriminadores o contrarios a las leyes de Argentina.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

¿El mate es una infusión de origen Jesuita o Guaraní?